divendres, 29 de maig de 2009

Felicidad!

Mata más gente el tabaco que los aviones, 
y he perdido el miedo a volar,y enciendo la faria de las grandes ocasiones
en las nubes tengo un “Bemeuve”,
una “Pleiestetion” tu foto y un par de postales, 

sigue escribiendo donde quiera que tú estés.

Felicidad, que bonito nombre tienes
Felicidad, vete tú a saber dónde te metes

Felicidad, cuando sales sola a bailar
te tomas dos copas de más y se te olvida que me quieres.
 


Nada mas verte le dije a mi sentido común 
que no me esperara levantado 
y al volver a casa una nota en el “livinrum”
un adiós en los morros y desde entonces duermo solo
finito, acabado, caramba
y pagando los recibos de la luz.


Cuando menos lo esperaba de pronto un día
a mi puerta llamó la alegría
y resulta que tenía tu carita
y resulta que estabas tan rica
y devoré tu piel, tu carne y tus espinas,
y rebañé, to el suco, suco, suco, y rebañé.

Desde entonces en verano nunca pido ensaladilla
ni antes de dos horas de digestión me tiro al mar
he dejado de abusar del tabaco, del café,
del tinto y del prozac,
pura Felicidad.